viernes, 14 de abril de 2017

Día 1059: Luces de la calle

Me voy a explotar desde afuera, hacia dentro, por los costados. Dejaré mi espíritu expansivo por toda la habitación. Y quizás más. No me llevo bien con los planes. Solo hago lo que hago, como sale. En un intento a veces la suerte quiere. En otro no queda nada. Vueltas. Giros.
Daría mi vida pero ya no la tengo. No pertenezco más a esta galaxia. Me fui lejos. A pensar o a decir algo diferente. Algo de lo que crean que puedo decir. Lo esperable. Una sucesión de palabras amables con un tinte diplomatico. Las estupideces del mundo venido abajo.
Abolición de los sentidos. Opto por prohibir el paraíso de la carne. No me culpen, la ciudad es un espejo en el que me veo reflejado. Con sus calles rotas y sus semáforos imprecisos. Puedo pasar a recolectar la basura en un horario poco habitual, o ser la basura. Ahí donde duele me ilumino. Ahí donde la cosa puede. Resalto. No sé preocupen. Es solo el momento.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...