jueves, 11 de mayo de 2017

Día 1085: Imposibilidades

No sé que pretendo con mis ideas. Pienso en voz alta porque así puedo decirle chau a la mierda. Se acumula, incrementa. Valdría un centavo si el costo fuera un sentido de todo lo que me rodea. Quiero olvidar lo mal que me siento pero cada día es un recuerdo nuevo, cada minuto el suplicio último de un ajuste de cuentas que se define y se redefine sobre las vías muertas de mi cerebro.
Es el silencio amarillo del paredón resuelto. No condenarán mi silencio por antojarse espurio. Este ir y venir es lo qu me hace ser, ante todo. Algo que viene y va, atribuye faltas y carcome los rincones de la duda. No volveré a ser el mismo, a cada segundo cambio, me reconfiguro y desconozco la resultante de algo condenado a la falla.
Vendrá la lluvia y seré lo que me determine el tiempo. Me quejo porque puedo. Porque respiro cada molécula y la convierto en muerte o a fin de ser. No quiero que esto termine aunque la queja se eleve a la tropósfera. No quiero. Porque no sé ser de otro modo.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...