miércoles, 17 de mayo de 2017

Día 1091: Cansancio

Alicia se perdió en el tren de la joda y fue maravilloso. Derrapó con la gloria del santo clero y la mescalina asesina. Tomó lo que se caía de la mesa y endureció. Dura, bien dura. Alicia droga linda. Alicia, a la que no le gustan las cadenas. Alicia, que prefiere estar muerta antes que golpeada. A esa y otras cuantas Alicias. Que no es Alcides. Que no está mal dejarla ir. Y que te lo diga alguien como yo.
Alicia encontró el paraíso. Se lo robó a Eva. No quería la manzana de Adán, prefirió agarrarlo de los huevos. A la canasta los huevos. A la canasta la comida. A mí, que poco me importa, la canasta y las cartas. El póker y mi obsesión. De jugarlo todo, de perderme en Alicia y las drogas. De perderme en mí y en todas las cosas que me hacer ver el mundo a través de unos lentes empañados.
Me voy a ir, al mazo o a dónde sea, con tal de sentirme atrás de mis problemas o adelante de lo incierto. De la no pregunta. De lo sincero e inarticulado. Adiós a las Vegas, a las armas, adiós Alicia y tus flores maravillosas. Adiós destino inconcluso. Me van a ver lejos, en otra dimensión. En el corte y en la quebrada. Adiós, fábrica de palabras. Adiós, fábrica de caca. Adiós, hijos de tinta. No quiero más. No quiero más.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...