martes, 30 de mayo de 2017

Día 1104: Testimonios del espanto

Van a decirme que no fueron, que la cagada fue de otro. Van a tirar al pirata por la borda, con todas sus pertenencias. Van a sobarle el pito. Seguro se lo van a comer. No es algo personal, dicen, reglas del negocio. En una vida no nos damos cuenta, somos tarados hasta la muerte. Daremos en la tecla rota, y nadie dijo nada.
No hay salida de emergencia, nunca entramos. Ese fue el engaño. Arrojaremos los cuerpos cansados al fuego y no se van a dar cuenta. La mente humana como chicle de conveniencia. Más lejos, hasta ahí, hasta donde se pueda aguantar. Le darán de comer el fruto podrido a los pequeños, para que crezcan fuerte en el resentimiento. Vendrán a nuestras camas para asesinarnos mientras hacemos el amor.
No nos van a enseñar a ser felices. El cuento tiene un final abrupto, el lobo se los come a todos. La niñez será arruinada por una moneda. Van a abusarse porque pueden, porque el placer se confunde y les da lo mismo. Caerán, es lo seguro.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...