miércoles, 7 de junio de 2017

Día 1111: Ano

Joder con la estructura, el cuerpo no aguanta. Los misterios del universo quieren encontrarnos desprevenidos para hacernos pagar el precio por la cola. El precio por la cola. Introducir los centímetros de virtuosismo por la retaguardia y esperar que el dolor trastoque en una especie de placer diferente al ay me están rompiendo el culo. Que no sea una alegoría al sexo anal. Mejor que no sea nada, y si es, que vengan de a uno, por atrás. Ese orto fue diseñado por Pininfarina, lo juro. Culo aerodinámico. Una flor despachurrada.
Y que no venga la sorpresa, indebida, marrón, con la consistencia de un perfume malhabido, una odisea de plastilina hedionda. Marrón el destino de quién aprieta el botón incorrecto, hilos de la existencia insertados derecho a la kundalini. Sucio, limpio y rugoso, beso de poder oscuro, alineación de todas las bacterias de Dios. Alud anal, fisura en los sentidos, hemorroide psicológica. Orto ajeno, contextura de nuestra carne, alabado sea el agujero. 

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...