domingo, 2 de julio de 2017

Día 1136: Sin tinta

Todas las mañanas nos acercan a la muerte. Un poco más cerca. Somos un poco de eso que los días que pasan. Nos erosionamos sin el despecho de los que nos preceden. Odio para la cosecha. Un mundo de interrogantes gira. Abrimos portales para divertirnos. La droga nuestra de cada día.
Al monte se conducen los besugos. Costa para arriba. Barco tira la soga. Disecciona el lazo. Cuántos tontos deberán arrojarse al precipicio antes de que alguien diga basta. Contaminación humana.
Estuvimos aquella noche con el estiércol de nuestro lado. Con las muertes, con las cuentas despedazadas. Con la poca importancia de la especie. Y qué se yo. No hay tinta. La historia quedará así.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...