martes, 15 de agosto de 2017

Día 1174: GPS

Andarían a pie los rumores de mi inteligencia. Alguien me hizo idiota de algoritmo por defecto. Nadie vendría a pensar que en esta cabeza anidan algo similar a una idea. Culpen al padre, al señor y al espíritu santo. Culpen a lo que comemos. Culpen al mono y la viruela. Culpen a los indolentes que se agolpan a las puertas de las casa pidiendo una explicación sencilla del mundo. Culpen a las puertas que se niegan a ser abiertas. Culpen a la cerradura. Culpen a la llave.
Asimismo valdría una mierda la opinión del que no la tiene. En ese intríngulis varía la cosa de negro a eterno. Volvería a su cueva si lo dejaran. En el corazón de la soledad anida el cartílago de nuestros pasos. Donde la rótula deja de responder. Y el trabajo se hace tan tedioso como necesario. No vendrán tiempos mejores.
Detengan el carruaje. El motor fuera de borda que ahoga nuestros propósitos en vinagre y petróleo. Creo en la desviación de nuestra especie. Ahí estaré.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...