miércoles, 23 de agosto de 2017

Día 1179: Valentía

Debería sentir el peso del augurio sobre mis hombros. El descontento de la especie con lo que todo ser humano presiente ese final tan inevitable. Vivimos aterrados en la posibilidad de que todo ocurra al mismo tiempo. Nos perdemos tanto en eso. Creer el peso. La carga. Albatros al cuello.
Nuestra tragedia. El corazón que se rompe en cada minuto dedicado a existir. Un código repetido, ingresa mal, no sale de ese abismo en donde nos metimos. Y la pregunta es la misma. El disfraz es el mismo. Todo es lo mismo. Todo da igual. Acrecentaría con culpa mis ingresos y la vergüenza de ser uno más que falla.
Seré el que vele por mi suerte. En un paisaje negro dibujaré el silencio. Una cruz rota. Inservible. Pondré la vida en su lugar. Y la muerte. Y todo lo demás. Y esperare a que caiga el cielo sobre mí. No tengo miedo.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...