viernes, 25 de agosto de 2017

Día 1181: Quiero ser un viejo de mierda

La poesía ya no vive en mí. Estoy tan muerto como ese cadáver que se animó a dejar de respirar. Ya no vivo el entusiasmo de aspirar oxígeno. No quiero anécdotas de salir ni los vómitos del alcohol en mi sistema. Ya no quiero la droga. No quiero nada. Mi ofensa al mundo ya quedó atrás. Estoy sentado en las faldas de la burguesía y me sienta bien el pelotudeo de los años. Puedo aventurarme en la previsibilidad de mi ser y los organismos deficientes de esta sociedad.
Estoy listo para patear el balde. Quiero ser viejo. Deseo el bastón y la arruga. Denme una cara de culo que orgulloso portaré. Voy a quejarme de todo hasta quedarme sordo. Voy a consumir otra clase de drogas que laven mi cerebro y acomoden mis pasados excesos. Voy a ser tan ordinario como la jubilación me lo permita. Voy a quemar todos los libros y haré del Alzheimer mi bandera.
Quiero hacer la cola en el banco y hablar del tiempo. Quiero quejarme tanto hasta enmudecer y mearme los pantalones encima, así olvido lo que es la vergüenza. Seré el viejo cualquiera, el odioso, el innecesario, el petulante. Voy a morir dentro de mí mismo. Voy a decir que mis tiempos son mejores aunque haya olvidado que era la misma mierda. Voy a abusarme de los jovenes porque puedo. Quiero ser un viejo de mierda. Y así mierda va, todo al mismo lugar.

No hay comentarios.:

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...